EXTRAÑOS SEMEJANTES

EXTRAÑOS SEMEJANTES.

 

 Las personas que parecen maniquíes o los maniquíes que parecen personas.

 

Los Maniquíes podríamos considerarlos una prolongación hueca sin alma de nosotros mismos; es una superficie donde nos proyectamos.

 

La sociedad del siglo XXI está profundamente definida por la revolución cibernética que ha modificado nuestras pautas y comportamientos, desvalorizando nuestro ser espiritual llevándonos a la deshumanización, convirtiéndonos en otra realidad abstracta de nuestro yo: los maniquíes.

 

Extraños semejantes es una reflexión sobre la pérdida de nuestras características humanas. Para ello recurro al desenfoque transformando a estos humanoides en seres esperpénticos, oníricos, monstruosos metáfora de la falta de alma.

José Carlos Ñíguez




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies