EMERGER

Todo fluye como el agua que corre; pero los hechos importantes, en lugar de depositarse en el fondo, emergen a la superficie y alcanzan con nosotros la mar.


Anónimo


 

El Submarino de Isaac Peral termina por emerger de los abismos del olvido con esta rehabilitación.   Su azarosa historia está plagada de humillaciones, intrigas políticas, envidias, presiones extranjeras, sabotajes, espionaje industrial y un largo etc. que impidieron valorar cabalmente el proyecto y quedara arrumbado.

Auque tradicionalmente se ha venido afirmando que la fotografía era una copia fiel de la realidad, actualmente no podemos mantener esta afirmación ya que el fotógrafo aporta, de una forma más o menos consciente, características propias a la hora de hacerla. Sus decisiones en cuanto a encuadre, enfoque, velocidad de obturación, apertura de diafragma, tratamiento de la luz, etc. van a condicionar una “nueva imagen”, fruto de la interpretación visual que ha construido en su cerebro. Es pues un error pensar que con la fotografía podemos reflejar la realidad. Para mí, la realidad tangible no importa tanto como lo que transmite y me gusta adentrarme en la explosión de sentimientos y sensaciones que esconde cualquier imagen en sus silencios. Son una especie de metáforas que tienen que ser descifradas.

En este proyecto me centro en el verdadero protagonista que es el Submarino y dejo a un lado tanto a las personas como a los medios técnicos que han hecho posible su nuevo reflote. Me interesa mostrar la riqueza plástica que encuentro en la estructura de acero en la que el tiempo ha realizado su trabajo. Para ello, dejo de lado el mundo superficial y visible de las imágenes y me adentro en su aspecto intrínseco o abstracto; intentando ir más allá de lo evidente adoptando una forma de expresión más mística.

En estos tiempos de ficción en los que las apariencias se confunden con lo auténtico y en que nos enfrentamos constantemente a tanta información visual, mis fotografías se acercan a lo más simple y banal; a lo que aparentemente carece de valor para dárselo o pasa inadvertido. Mis imágenes intentan poner de manifiesto la belleza de lo aparentemente antiestético, intentando que las huellas del tiempo encontradas en esta pieza de arqueología industrial, se recodifiquen y adquieran una nueva carga poética y simbólica capaz de despertar la conciencia perceptiva del espectador, invitándole a reflexionar y crear una nueva realidad; sólo se trata de ver y de dejarse llevar. Por otro lado, en la mayoría de las obras, huyo de la nitidez, que sería una cualidad que me acercaría a la realidad y me sumerjo en la turbidez y en los enfoques selectivos, creando una narrativa que me permita por un lado colocar al submarino en su hábitat, el fondo del mar, y por otro transmitir recuerdos, olvidos, ensoñaciones, nostalgias, ausencias, soledades, intrigas y un largo etc…de las que tanto el inventor como su obra sufrieron a lo largo de la historia.

Así pues, bajo estas premisas conceptuales nace emerger, proyecto abocado al límite de la abstracción donde conviven líneas, texturas, ritmo, movimiento, desenfoques, luz y color que nos propone un Nuevo Submarino Isaac Peral sin prescindir de él.

 




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies